Rodeada de colinas y bosques de pinos, el fondo arenoso y las aguas cristalinas y azul turquesa de Cala Salada son de los más atractivos de la isla.

Cala Salada mantiene todavía el aire marinero de antaño. Nada más llegar, les llamará la atención la curiosa casa de piedra,

Con el enlucido rosa en los laterales, que llega casi hasta el agua. Ésta es una playa popular para la gente de Sant Antoni, que la frecuenta sobre todo los fines de semana. Un ambiente familiar al que las casetas varadero le aportan, si cabe, mayor atractivo.

La orilla es de arena y la cantidad de ésta cuando nos adentramos en el agua depende de los temporales del invierno. En Cala Salada encontraremos servicio de hamacas, sombrillas y velomares , Por lo que no es necesario si no queremos cargar con todos estos enseres, también encontraremos un  restaurante en el que se sirve buen pescado.

Hacia el otro lado, tras un tramo de rocas, se encuentra Cala Saladeta, más pequeña pero de gran belleza, playa de arena fina que otorga al mar una tonalidad intensa y paradisíaca.

Cala Salada

Cómo Llegar a Cala Salada

Cala Salada se encuentra muy cerquita desde Sant Antoni, hay que coger la carretera de Santa Inès. Un kilómetro después de pasar la zona deportiva de Can Coix (piscina municipal, polideportivo y velódromo) verán un cruce a la izquierda, justo antes de una curva, que indica Cala Salada. Síganlo hasta el final. En los meses de julio y agosto conviene no bajar hasta abajo, sino estacionar en un parking que hay sobre la playa. Un sendero peatonal enlaza con ésta.

Cala Salada
Show all
Cala Salada. Playas y calas en Ibiza.

Otras calas de Ibiza

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies